Sergey Brin también quiere volar

Hace poco hablábamos de Larry Page y de los primeros resultados visibles de su inversión en Kitty Hawk. El reto de llevar el transporte aéreo a otra dimensión parece no obstante que no es solo una obsesión de este co-fundador de Google, sino también de su compañero original.

Según indican en Bloomberg, Sergey Brin también está trabajando en una aeronave que le permita volar, pero el formato es totalmente distinto. El proyecto secreto (ya no tanto) de este co-fundador de Google es un dirigible gigante que está construyéndose en el Hangar 2 del Ames Research Center de la NASA.

Transporte eficiente de mercancías, no tanto de personas

El responsable del proyecto parece ser Alan Weston, que en el pasado fue director de la NASA. Aunque no se sabe si la intención de Brin es la de acabar ofreciendo un producto comercial, el dirigible gigante está orientado al transporte de mercancías y durante cierto tiempo en el perfil de LinkedIn de Weston se le colocaba como CEO de una empresa llamada Ltare.

Brin
La NASA ya desarrolló un proyecto similar llamado USS Macon en los años 1930, y ahora ese dirigible parece estar siendo la base de este nuevo dirigible que tendría una ventaja sobre los aviones que transportan mercancías: podría dejarlas mucho más cerca de donde se necesitan. Eso los haría más eficientes —Weston afirmó en una entrevista que superarían al transporte en camión en ahorro— tanto en su uso de combustible como en el propio transporte.

La idea no es desde luego nueva: el Airlander 10 es uno de los proyectos más llamativos al respecto, aunque tras un primer tropiezo destacable habrá que ver si efectivamente este dirigible gigante logra realmente levantar el vuelo. Parece que tendrá un competidor interesante: ¿vuelven los dirigibles?